paisdeleyenda@hotmail.com

Galápagos

PATRIMONIO NATURAL DE LA HUMANIDAD

 

 Las Islas  Galápagos  debido a su  origen  volcánico, presentan  playas  llanas y cráteres de 
apreciable altura en el interior. Con frecuencia se puede apreciar aquí un típico paisaje lunar
.

  Las Islas Galápagos (conocidas también como Islas Encantadas) constituyen el Archipiélago de Colón o Galápagos, pertenecen a la República de Ecuador y están situadas, en el océano Pacífico, a 1.050 km de su costa. Conforman una de las 22 provincias del país. El archipiélago consta de quince islas grandes y cientos de islotes y alcanza la superficie de 7.844 km cuadrados. Las de mayor importancia son Isabela, San Cristóbal, San Salvador, Santa María, Santa Cruz y Baltra, en su orden.

   HISTORIA


   
En 1535 los españoles exploraron las islas, que las encontraron deshabitadas por la especie humana. Sin reparar en su flora singular ni en la riqueza de su fauna, las consideraron inhóspito desierto. Ciertamente, su vegetación, adaptada al roquedal, en nada se podía comparar con la exuberancia que presentan las islas de los mares del sur. El fraile español Tomás de Berlanga las llamó Islas Encantadas, en respuesta a la creencia generalizada de que éstas se volvían invisibles en determinada época del año.

   En el transcurso de los siglos XVII y XVIII las islas fueron refugio de piratas y bucaneros, que constituían un azote de las rutas marinas. Las leyendas de sucesos truculentos protagonizados por estos intrépidos sujetos, junto a las de tesoros escondidos al pie de acantilados o en mesetas del interior, aún pueblan frescas los recuerdos. Infinidad de aventureros de toda laya y nacionalidad, seducidos por la esperanza de convertirse fácilmente en los beneficiarios de la diosa Fortuna, han concurrido constantemente a estos parajes para irse luego con las manos vacías. Aunque, según se dice, la deidad de la Prosperidad no siempre ha sido del todo cicatera con ellos. Y ¿quién sabe si aún muchos de aquellos tesoros permanecen a la espera de ser descubiertos?

   Durante el siglo XIX, los buques de guerra británicos y estadounidenses y los barcos balleneros desembarcaban con frecuencia en sus costas. Sin embargo, el archipiélago no fue colonizado hasta cuando el coronel Ignacio Hernández tomara posesión de él en nombre del Ecuador en 1832. En 1835, Charles Darwin, que viajaba en el buque de guerra británico Beagle, permaneció seis semanas estudiando la fauna y flora de las Galápagos. Sus observaciones le proporcionaron datos importantes para su obra El origen de las especies. Desde 1959 el gobierno ecuatoriano convirtió las islas en parque nacional.



 

El  galápago  (tortuga  gigante  cuyo nombre  tomó  para sí el archipiélago que  constituye  su morada) vive  primordialmente en  la costa, sobre los suelos cálidos  y secos de  lava bañados  por  las aguas marinas. Llega  a  pesar  hasta  700  kilogramos y su proverbial mansedumbre permite al hombre acercársele sin peligro. Es una especie en peligro de extinción , ya que en la actualidad su población no sobrepasa los 16,000 ejemplares.


  
Las islas, de origen volcánico, poseen costas llanas y montañoso interior que presenta elevados cráteres centrales, algunos de los cuales alcanzan los 1.520 m de altura. Varios de sus volcanes se hallan en actividad permanente. Los manglares bordean las islas. Tierra adentro, debido a la escasa humedad, la vegetación consiste principalmente en espinos, cactus y mezquite. En las tierras altas, gracias a la presencia constante de una densa neblina, la flora es más exuberante y se han contabilizado hasta 750 especies vegetales. La corriente marítima fría de Humboldt, procedente del Antártico, modifica el clima y la temperatura de las aguas que rodean las islas.

 

 

El cactus es sin duda el representante más común de las mesetas. Su impresionante 
presencia confiere al paisaje isleño una extraordinaria belleza y un seductor misterio.


   El archipiélago de Galápagos es famoso por su rara fauna. La mayoría de los animales que allí habitan pertenecen a especies endémicas, como las seis especies de tortuga gigante, o galápagos. También son exclusivos de las islas las dos especies de lagarto gigante que tienen su origen en la estirpe de las iguanas: cierto lagarto terrestre, que jamás abandona las inmediaciones de su madriguera, y un lagarto marino que se alimenta de algas sumergidas en el océano.

   Las islas cuentan con una numerosa población de leones marinos y una gran variedad de peces en las aguas inmediatas a la orilla. Cuentan, además, con 85 especies de aves, entre las que se incluyen flamencos, pinzones, cormoranes no voladores y pingüinos.  


En las Galápagos abundan los flamencos, que encuentran en sus lagos 
y aguas bajas su cotidiano sustento constituido por microorganismos
.
   

La población total de esta provincia insular, que tiene por capital Puerto Baquerizo Moreno y que se halla en la isla de San Cristóbal, es de 16,917 habitantes. Está compuesta por ecuatorianos y europeos (alemanes y noruegos) que llegaron a las islas en las décadas de 1920 y 1930. Las islas más importantes cuentan con una espléndida infraestructura turística encuadrada en rígidas normas que permiten mantener incólume el delicado equilibrio ecológico de su entorno.

   Las Galápagos, museo viviente de la prehistoria, constituye en al actualidad el más importante laboratorio natural, donde el investigador especializado encuentra suficiente material para adentrarse en el pasado del planeta y quizá de la vida misma. Sin embargo, hasta ahora se presentan ellas nimbadas de misterio que no permite observar con nitidez su fondo.  

   Texto: Dr. Carlos Villamarín